Archivo de la etiqueta: intenciones

La vagancia de los Elegidos

Estoy seguro de que has leído más de un libro, y más de dos, en el que uno de los protagonistas era El Elegido.

Sí, eso mismo: Existe una profecía que dice que tal pimpollo con una marca de nacimiento, o el séptimo hijo de una familia que no usa anticonceptivos, será el elegido por ¿el destino? ¿los dioses? para

a) derrocar al villano

b) salvar a la humanidad

c) todo lo anterior

y esa idea es muy, muy peligrosa, sobre todo para los niños. Sigue leyendo si te interesa saber por qué retorcido razonamiento he llegado a esa conclusión.

El elegido supremo: Salva el mundo y ni siquiera tiene que estudiar: le basta con conectarse a la AppStore

Seguir leyendo La vagancia de los Elegidos

Para que los niños aprendan leyendo. O no.

Leo esto en la página de Facebook de Arcadia libros y me da la risa…

Consejos irreverentes para niñas desobedientes. Consejos para niñas pequeñas, por Mark Twain. Ilustraciones de Vladimir Radunsky.
Traducción de Raquel Vicedo. Editado por Sexto Piso. Virginia Collera.

Seguir leyendo Para que los niños aprendan leyendo. O no.

Escribiendo un libro: Elegir al narrador

“Escribiendo un libro” es una serie de entradas que analizan las decisiones que voy tomando a la hora de escribir un libro. Es decir, me he puesto a escribir de nuevo, y te cuento el making-off antes de que veas el resultado. A eso se le llama tener mucha cara. Lo sé.

 

Tipos de narrador hay unos cuantos, y mil páginas donde consultar las características de cada uno de ellos, así que yo no voy a repetirme. Vamos a enumerarlos así por encima y ya.

 

Narrador en primera persona. Es el narrador pesado. Te cuenta las cosas que le pasan, por lo que el escritor no puede darle al lector más información que la que conoce el personaje principal. Es decir, nada de escenas en las que el asesino se acerca por detrás mientras el protagonista está a otra cosa, ni anticipaciones, ni diferentes puntos de vista. Seguir leyendo Escribiendo un libro: Elegir al narrador

El test de Bechdel en los libros

AVISO IMPORTANTE: Cuando conozcas este test, lo aplicarás por defecto a todos los libros y películas que veas, y el resultado te va a sorprender.

Es test de Bechdel es una especie de broma que surge a raiz de un cómic de Alison Bechdel. Aquí lo explican muy bien.

Básicamente, se dice que una película supera el test cuando en ella:

1. Aparecen como mínimo dos mujeres con nombre propio  (es decir, que no se identifiquen en el Casting como “chica Nº 1 y chica Nº 2).

2. Hablan entre ellas (es decir, una dice algo y otra responde, una frase sin respuesta no es una conversación)

3. Hablan entre ellas de algo que no sea un hombre. Sin más restricción. Con que el tema de conversación no sea un hombre, es igual hijo, pareja, jefe, padre, amante, o quien sea, vale.

Seguir leyendo El test de Bechdel en los libros

JARDINERÍA AGOTADORA

Hace poco participé en un taller de creación de diálogos que me gustó bastante.

Aprendí a puntuar correctamente, que es lo de menos, técnicas para hacer los diálogos más fluídos, que eso está muy bien, y algunos consejos bastante interesantes. Los diálogos son el punto débil de muchos autores noveles, que intentan “escribir igual que se habla” y eso, que en teoría está muy bien, en la práctica es un asco.

En ese curso escribi un microrelato. ¡Lo leyeron en un programa de la escuela!

Como hoy hace calor, y en días como éste uno lo único que quiere es tomar un café fresquito con las amigas, y plantar flores y charlas de cosas insustanciales, he pensado que es buen momento para compartirlo.

Que lo disfrutes.

 

6881844-mujer-en-el-jardin-de-flores-cortadas-con-un-cuchillo Seguir leyendo JARDINERÍA AGOTADORA