Categoría: Cosas que pasan

El ensordecedor tamaño de la bestia

Leo las noticias de un diario y, en los comentarios, un tipo se queja del tono feminista de un artículo. En otra noticia, de nuevo los comentarios se llenan de quejas y críticas ante una serie de actuaciones destinadas a reducir el nivel de CO2 de las ciudades. Mire donde mire encuentro los mismos patrones de quejas, desprecio y odio. Los diarios se han convertido en blogs de opinión donde la masa de paletos y psicópatas tienen vía libre para vociferar al mismo nivel que los demás.

Palurdos, machistas, racistas y cobardes desatan su violencia amparados por el anonimato y la manada. Son bufones y analfabetos que vuelcan su mierda en blogs, foros y redes sociales; ésta es la nueva bestia, el terror que me acecha en sueños, el odio y la maldad del mundo que emerge y se hace fuerte, grita y se golpea el pecho desde lo alto de su montaña de basura. Es inmensa y poderosa, porque la alimentamos con orgullosas falacias y nuestro genuino desprecio hacia el dolor ajeno.

tamano_bestia

(más…)

Puteros y violadores controlan a nuestros héroes

Corría el año 2010. En la localidad de Arroyo de San Serván, un guardia municipal entró en una casa y salió de ella liberando a una niña de 14 años que llevaba semanas siendo retenida y prostituida contra su voluntad, es decir, violada repetidamente por, entre otros, algunos vecinos del pueblo.

En la casa vivían hasta treinta personas.

El hombre entró sólo. Desarmado. Porque era lo correcto.

(más…)

La psicopatía de los niños

Aunque es un término muy genérico, por psicopatía me refiero a la falta de empatía de la que tan a menudo hacemos gala nosotros, los humanos.

Aquí se explican mejor que yo.

 

Perfil de un psicópata

Tanto Miguel Gutiérrez como el novelista Andreu Martín coinciden en identificar una serie de características que definen a un psicópata:

  • Una persona con una cruel despreocupación por los sentimientos de los demás. Desprecia profundamente a quien expresa sentimientos humanitarios.
  • Una falta de empatía con los demás: son incapaces de sentir o experimentar las emociones ajenas, lo que los demás sienten o perciben. Son personas egoístas y egocéntricas.
  • Tienen actitudes irresponsables y rechazan las normas: no admiten reglas ni obligaciones sociales, lo que les lleva a tener una incapacidad para mantener relaciones sociales duraderas.
  • Tienen una baja capacidad de frustración.
  • Son personas muy impulsivas y suelen tener descargas agresivas, lo que no significa que sean comportamientos mantenidos.
  • No tienen sentimientos de culpa, hagan lo que hagan.
  • No aprenden de su propia experiencia, ni siquiera aprenden del castigo, por lo que nunca asumen sus propias responsabilidades y atribuyen todas las culpas a los demás.

En palabras del escritor catalán, “la expresión preferida de un psicópata es: ¡que se joda!”.

(más…)

Los españoles y las putas

En el libro que estoy escribiendo aparecen muchas prostitutas.

Muchas, muchas, no, pero la mitad de los protagonistas ganan dinero a base de acostarse con otras personas.

(También lo hacen extorsionando, robando y, en un par de casos, invocando a dioses antiguos y monstruos, pero ese es otro tema.)

En cualquier caso, buscando información para documentarme un poco, me he enterado de que más de un tercio de los hombres españoles ha recurrido a la prostitución para, supongo, echar un polvo. Y digo “supongo” porque, después de lo que estoy leyendo estos días, no me atrevo a dar nada por supuesto.

En este enlace puedes leer algunas conclusiones extraídas del libro

editado por Los Libros de la Catarata, y que recoge los resultados de tres años de entrevistas, investigación y trabajo.

Me quedo con un par de conclusiones inquietantes:

(más…)

¿Conocimiento inútil? Eso no existe.

Hace tiempo leía, en un foro, una historia divertida en la que unos chicos contaban sus experiencias como repartidores de unos grandes almacenes. Había de todo, desde un problema con un grupo de gente de… violento carácter y actividades delictivas, que no estaban conformes con el funcionamiento de su televisor, hasta una experiencia bochornosa en un club de alterne, donde no tenían efectivo para darle una buena propina a un repartidor después de servir un pedido voluminoso  y, ejem, digamos que el resto del día tuvo que darse prisa para terminar los repartos a tiempo.

(más…)

Página siguiente »