La interpretación de las cortinas azules

Recupero y edito este post de mi antiguo blog, que me he acordado de él hace poco. Es un poco tostón, te lo advierto.

Cita:

Frase sacada de una novela cualquiera: Las cortinas eran azules.
Lo que interpreta tu profesor de literatura: Las cortinas representan la inmensa depresión del protagonista y su falta de deseo de continuar con la búsqueda.
Lo que quería decir el autor: Las cortinas eran azules y ya está, coño.

Cortina-Tergal AzulVale, es un ejemplo un poco traído por los pelos, lo sé, pero nos vale para hablar de

POR QUÉ NO SOMOS DUEÑOS DE LO QUE ESCRIBIMOS

Cuando escribes tienes una idea en mente, ¿verdad? Piensas “qué bonito va a quedar este párrafo describiendo el cuarto del protagonista con sus cortinitas y sus visillos y sus tapetes y sus monerías”. Eres así de cursi en tu mente. Todos lo somos.

Sin embargo, cuando escribes no eres consciente de las implicaciones de tus palabras en los lectores, no sabes cómo pueden afectarlos y, por lo tanto, cómo van a interpretarlas. ¿Por qué? Porque el escritor traduce emociones en palabras, y la traducción de un sentimiento siempre es algo muy personal, como la ropa interior usada.

¿Qué quiere decir el autor cuando dice que las cortinas son azules?

Sigue leyendo

¿Está sobrevalorado leer?

Recupero esta entrada de un blog antiguo porque la quieres tener a mano.

Estás esperando a un amigo en un bar. En vez de vídeos de caídas graciosas de youtube en el móvil, tienes en las manos un libro de bolsillo. No sólo eso, además lo estás leyendo.

Cuando alguien te mira raro, te acuerdas de esta entrada. Supongo.

En un foro de literatura en el que participo se planteaba hace poco esta pregunta…


¿Está sobrevalorado leer?


La respuesta no es tan obvia como parece. Respira profundamente y cuenta hasta diez antes de seguir, porque generalizo cosa mala.

Sigue leyendo