Archivo de la etiqueta: lectura

La primera regla del club de la lucha…

Ya conoces el resto de la frase, ¿verdad?

 

Ah, ¿no?

Pues muy mal hecho. Mira, te voy a poner en antecedentes.

1996. Chuck Palahniuk, un escritor de poco éxito, escribe una obra ácida, dura, extraña y violenta, convencido de que su editor no va a publicarla porque había rechazado su anterior trabajo precisamente por “perturbador”. Contra todo pronóstico y después de pelear lo suyo, su editor consigue sacar la obra adelante y publicarla. Se trata, claro, de El Club de la Lucha.

Mi jefe me manda a casa porque tengo los pantalones llenos de sangre seca, y eso me llena de alegría.

La herida del pómulo hundido no se cura nunca. Voy a trabajar y las cuencas sumidas de mis ojos son dos donuts turgentes y amoratados que rodean los dos meatos que tengo para ver. Hasta el día de hoy me sacaba de quicio haberme convertido en un maestro zen totalmente equilibrado, y que nadie se hubiera dado cuenta. Sin embargo, sigo trabajando con el FAX. Escribo HAIKUS que envío por fax a todo el mundo.

En el trabajo, cuando me cruzo con la gente en el vestíbulo, me vuelvo totalmente ZEN a los ojos de todos esos ROSTROS hostiles.

Las abejas obreras libran; hasta los zánganos saben volar, la reina es la esclava.

1999. David Fincher, que por aquel entonces estaba en racha después de Seven y The Game, se ocupa de adaptar el libro a la gran pantalla. A pesar de hacer un gran trabajo y de la impresionante actuación de los protagonistas, la cinta no tiene éxito y las críticas no se ponen de acuerdo.

No funcionó en los cines. Sin embargo, se empezó a vender muy bien en DVD y terminó convirtiéndose en una película de culto. Aparece en las listas de las mejores películas de todos los tiempos. Está repleta de escenas y momentos fantásticos más o menos visibles (ojo, spoilers). Su influencia se deja ver en los rincones más insospechados. Es, sin duda alguna, una obra maestra.

Pero, ¿qué hay del libro? ¿Es realmente bueno?

Es diferente. Es un gran libro, desde luego, pero no sabría decirte si mejor o peor que la película. Creo que lo mejor es disfrutar de las dos obras porque las dos merecen la pena. El libro me produjo sensaciones muy desagradables en algunos momentos, pero no podía dejar de leerlo… El desarrollo de la historia, el ritmo, los detalles de cada personaje y las tramas secundarias son ejemplares; más de un autor consagrado de los de “repito la misma estructura una y otra vez” debería leer este libro y tomar apuntes.

2015. El autor desarrolla una segunda parte de la novela… Pero no escribe un libro con ella: publica un cómic, una novela gráfica, como lo llaman aquellos que se avergüenzan de leer tebeos. Es extraño, impredecible, violento y no puedes dejar de leerlo. Cuando lo terminas, vuelves a la primera página. Eso es lo que consigue un buen cómic.

fclub2-pg-13

Puedes comprarlo en un solo tomo, disponible más o menos en cualquier librería.

Así que ya sabes: Libro, película y cómic, por ese orden. No te arrepentirás.

Ah, sí, el final de la frase:

Reglas del Club de la Lucha:

  1. Nadie habla sobre el Club de la Lucha.

  2. Ningún miembro habla sobre el club de la Lucha.

  3. La pelea termina cuando uno de los contendientes grita “basta”, desfallece o hace una señal.

  4. Solo dos hombres por pelea.

  5. Solo una pelea cada vez.

  6. Se peleará sin camisa y sin zapatos.

  7. Cada pelea durará el tiempo que sea necesario.

  8. Si esta es tu primera noche en El Club de la Lucha, tienes que pelear.

ff7e6c719c74d0789ce7a950d4112649

“Los cinco” contra la misoginia y el racismo

Éste podría ser un bien título para un libro de “Los Cinco”, la famosa saga de libros de Enid Blyton

¡Ah, cómo! ¿No sabes de qué libros estamos hablando? Pero… Tú, ¿qué leías de pequeño? ¿O de “no tan pequeño”?

Hablo de esto:

20389622

Y si no te leíste esos libros al menos un par de veces, y no soñaste con  Jorgina (a.k.a. Jorge) la camorrista, Anna la pavisosa, Dick el que pasaba desapercibido y Julian el académico, entonces tengo una buena noticia para ti: te perdiste una serie de libros maravillosos que, a estas alturas, no te recomiendo que leas porque te pillarán algo adulto.

Ay, sí, es verdad. No es una buena noticia. En fin, si tienes un retoño, al menos podrás enmendar tu error poniendo estos libros cerca de él, leyéndoselos por las noches, y ese tipo de cosas.

Seguir leyendo “Los cinco” contra la misoginia y el racismo

Las historias se enfrían en tu cabeza

Las historias entran en tu cabeza, a veces de forma violenta y sin ninguna consideración. Abres un libro y, desde la primera página, su historia te atrapa, te secuestra y te aísla del mundo en el que vives.

Es eso lo que buscas, ¿verdad? Es la evasión y la diversión lo que buscas al leer, aunque al final lo que encuentras sea algo muy diferente.  A veces encuentras diversión, cierto, pero muchas otras veces te sientes triste, vacío y frío. Porque una de tus vidas se ha terminado.

Pero vamos a la intención: La evasión y la emoción de una buena historia. Motivos no nos faltan para querer evadirnos, ¿verdad? Hoy decidí no leer ningún periódico y, aun así, me he enterado de noticias que me producen náuseas. El mundo que hemos creado y que mantenemos es un infierno excepto para una minoría privilegiada, a la que pertenecemos tú y yo. Por eso leemos: porque queremos vivir en otro mundo.

tumblr_mmhetezjuB1r5gonto1_500

Abres un libro y su historia te ata de pies y manos. La devoras con avidez, modificas tus horarios para seguir leyendo, le entregas horas de tu sueño y, cuando alguien te dice “¿pero no vas a cerrar el libro de una vez?” le miras como si te estuviera hablando de sacrificar a un amigo.

Esto pasa con un buen libro, claro, y con un buen lector. Porque hay de otros tipos, no nos engañemos.  ¿Por qué se puede enfriar una historia?

-Porque el libro es malo. Puede ocurrir. La piel del Tambor, por ejemplo, es un libro que mucha gente dice que empeora según lo lees, aunque a mí no me lo pareció.

-Porque no está completo. Que se lo digan a los lectores aburridos de Canción de Hielo y Fuego. No he escrito  “aburridos lectores”, ojo.

-Porque lo dejas encima de la mesilla de noche y te dedicas a otras cosas. No eres mi amigo.

Leer es peligroso. Es cierto. La gente que no lee dice que la gente que sí lee se vuelve loca, como el tipo ese que se creía un caballero. Podía ser peor. leer_puede_ser_fatalSi eres un escritor, procura que la idea no se apoltrone en tu cabeza demasiado tiempo... Escribe tu historia lo antes posible y luego ya perfilarás los detalles y las correcciones, que es lo más tedioso y lento, con diferencia, de escribir.

Si eres un lector… Recuerda el mundo en el que vives y la oportunidad de escapar que te ofrecen los libros. No la desaproveches.

También puedes optar por cambiar el mundo, claro. Ese es otro tema.

Leyendo durante un viaje

Cuando estás de viaje con una mochila y tienes que cargar durante todo el día con los libros que llevas, las obras completas de Dostoyevski en tapa dura empiezan a parecerte una elección equivocada.

Tranquilo, nos ha pasado a todos.

Aunque lleves en el bolsillo la edición de bolsillo de El Dinosaurio, a los 20 Km empiezas a pensar que llevas ESO en la mochila.

Seguir leyendo Leyendo durante un viaje

CADA LIBRO TIENE UNA EDAD PARA SER LEÍDO

– Pero, ¿qué tonterías dices?

– ¡Ja! ¡Has picado! En realidad pienso todo lo contrario: que si bien hay algunas excepciones (libros que por su complejidad o estilo no pueden ser disfrutados por alguien que empieza a leer), estoy convencido de que

CUALQUIER LIBRO SE PUEDE DISFRUTAR EN CUALQUIER MOMENTO

Y como yo de pequeño leía a Enid Blyton al mismo tiempo que a Delibes, Hermann Hesse, Umberto Eco y Alejandro Dumas (hijo, nada menos), y he salido de lo más normalito, voy a sentar una estupenda cátedra sobre este asunto con mis

TRES LIBROS QUE DEBES LEER Y QUE NO TIENES EDAD PARA HACERLO:

(o eso es lo que tú te crees)

El autor de este blog, persona cabal y sensata, discutiendo con una lectora de Premios Planeta.

Seguir leyendo CADA LIBRO TIENE UNA EDAD PARA SER LEÍDO