Autor: Eduardo Enjuto - dso

“Los que se marchan de Omelas” por Ursula K. Le Guin

Voy a comentar un relato.

Sí, las reseñas se suelen hacer de libros y no de relatos pero, en fin, a veces un texto hace saltar las alarmas dentro de tu cabeza, y hay que hacerlas caso. Algo así me ha sucedido con este relato de Ursula K. Le Guin: lo leí, hablé de él y, según pasan los días, me parece más y más interesante.

Voy a comentar el relato, así que habrá spoilers. No obstante, lo que importa de este relato no es un sorprendente giro argumental ni nada parecido, así que no pasa nada si me lees primero a mí y luego  el relato. Pero quedas avisado.

Una escritora siempre me gusta más cuando tiene un gato entre sus brazos. 

 

 

“LOS QUE SE MARCHAN DE OMELAS” de Ursula K. Le Guin (1973)
O “cómo dar una patada en el culo a todo un sistema de valores sin que te des cuenta”

(más…)

Mitos nórdicos: La redacción de un maestro cuentista

Hace unas semanas pasé por mi librería habitual (Castilla Cómic; siempre me tratan muy bien, así que les voy a hacer un poco de publicidad), y me encontré con un nuevo libro de Neil Gaiman. Ésta es la cubierta:

¡Neil Gaiman, el maestro de los relatos, el sultán de los cuentos, el paladín de las historias que caben en pocas páginas!

¡Escribiendo un libro sobre mitos nórdicos! ¡Por Odín!

(más…)

Acerca de

Escribir es divertido, y mucho más barato que la consulta de un psicólogo.

Escribimos sobre lo que leemos, y lo que leemos suele ser literatura que nos haga olvidarnos del mundo y nos entretenga. El mundo, en líneas generales, es un asco, y leer es divertido.

Porque leer debería entretener, y a veces no sucede. Cuando lees, “aprender” es un efecto secundario. Si una lectura no entretiene, el resto es irrelevante.

No esperes encontrar aquí una reseña de un libro de Gala. Nos aburre. Ni tampoco a George R.R.Martin. Nos gusta, pero ya hay muchas críticas de su obra. Lo nuestro es más en plan “tesoros inesperados”.

Escribimos sobre cómo escribir mejor, porque hay personajes que aparecen cada noche frente a la ventana y nos cuentan sus historias, y sentimos la obligación de escribirlas, y queremos hacerlo bien. Por eso existe el apartado de RELATOS. ¿Lo conseguimos? Eso no nos corresponde a nosotros decidirlo, pero en fin, lo intentamos con muchas ganas.

 

A veces escribimos sobre las tonterías que nos rodean, que son muchas. Si te ríes del mundo y de ti mismo, todo parece menos absurdo.

-Pero, ¿me quieres decir de una vez quienes sois vosotros?

-Sí, disculpa. Somos un grupo de lectores y escritores que aprovechamos este espacio para contar todas esas cosas que hemos escrito ahí arriba. Si te interesa formar parte de este grupo, no tienes más que escribirnos usando el formulario de contacto (por el tema del spam, y esas cosas).

Nos expandimos. Como el Universo, pero sin astrofísica.

El blog va a dar un pequeño cambio de rumbo.  Yo lo aviso antes de hacerlo, que luego todo son quejas: Que si no me sujeté a la manilla de la puerta, que si te has saltado el desvío… En fin, ese tipo de cosas.

El blog va a convertirse en un espacio plural. Es decir, que vamos a escribir en él varias personas. Seguiremos centrándonos en noticias sobre literatura, reseñas de libros, relatos propios y ese tipo de cuestiones.

Y ahora, para justificar el título de esta entrada, te dejo con un chiste malo:

-Tienes razón, es un chiste horrible. Pero este cambio, ¿a qué se debe?

-A que conozco personas que escriben relatos y leen libros realmente interesantes, y estoy intentando convencerlas para que compartan las reseñas y los relatos correspondientes. En el futuro raptaré a sus primogénitos, rascaré las ventanas de sus habitaciones desde fuera mientras floto en el aire, y quizá haga algún trato con sus almas. Pero eso es el futuro. De momento, me contento con conseguir que escriban aquí.

Si te suscribiste al blog y no te interesa seguir leyéndolo, recuerda que puedes darte de baja en cualquier momento. Pero danos una oportunidad, que somos gente maja y agradable.

O eso dicen.

Muchas gracias.

La plantilla al completo te saluda. Yo soy tres de ellos al mismo tiempo. 

 

TODOS MIRANDO

Hace nada he participado en un concurso de relatos que tenían una condición especial: el relato debía basarse en la letra de una canción.

Es una buena idea, ¿verdad? En cuanto pensé un rato se me ocurrieron algunos relatos que podían dar mucho juego. Luego me puse a descartar.

Si me dedicaba a relatar la historia de Pacto entre caballeros me iba a poner de mal yogur, porque no soporto esa canción. ¿Estás llamando caballeros a unos drogadictos proxenetas ladrones? ¡Al cuerno! Pensé en algunas letras de Mecano, pero o bien eran muy surrealistas o bien daban ganas de llorar, y las lágrimas, a estas alturas de mi vida, mejor que sean de risa.

Entonces llegó mi chica y, en un segundo, me dio la respuesta.

-¿Por qué no escribes sobre Todos mirando? -me dijo.

Y ya no pensé más.

La canción va de algo como esto, pero con un tipo de verdad y no con una estatua. No voy a poner una fotografía de un hombre desnudo porque este blog es muy decente. 

(más…)

Página siguiente »