Archivo de la etiqueta: intenciones

La interpretación de las cortinas azules

Recupero y edito este post de mi antiguo blog, que me he acordado de él hace poco. Es un poco tostón, te lo advierto.

Cita:

Frase sacada de una novela cualquiera: Las cortinas eran azules.
Lo que interpreta tu profesor de literatura: Las cortinas representan la inmensa depresión del protagonista y su falta de deseo de continuar con la búsqueda.
Lo que quería decir el autor: Las cortinas eran azules y ya está, coño.

Cortina-Tergal AzulVale, es un ejemplo un poco traído por los pelos, lo sé, pero nos vale para hablar de

POR QUÉ NO SOMOS DUEÑOS DE LO QUE ESCRIBIMOS

Cuando escribes tienes una idea en mente, ¿verdad? Piensas “qué bonito va a quedar este párrafo describiendo el cuarto del protagonista con sus cortinitas y sus visillos y sus tapetes y sus monerías”. Eres así de cursi en tu mente. Todos lo somos.

Sin embargo, cuando escribes no eres consciente de las implicaciones de tus palabras en los lectores, no sabes cómo pueden afectarlos y, por lo tanto, cómo van a interpretarlas. ¿Por qué? Porque el escritor traduce emociones en palabras, y la traducción de un sentimiento siempre es algo muy personal, como la ropa interior usada.

¿Qué quiere decir el autor cuando dice que las cortinas son azules?

Seguir leyendo La interpretación de las cortinas azules

Así empieza todo

 

Por una intención.

 

Intentas abrir los ojos. No puedes hacerlo.  Entonces recuerdas que estás tirado en un charco de sangre, la tuya, en un callejón oscuro, y no puedes afirmar con toda seguridad que sigas vivo.

Piensas “en el fondo me lo merezco”. Puede que tengas razón, porque atacaste a una mujer joven, indefensa y asustada, que resultó que no estaba ni indefensa ni asustada y que llevaba una 9mm en el bolso.

Son cosas que pasan. ¿Es tu muerte el resultado de tu intención de atacar a otra persona? ¿O ella tenía intención de matarte desde el primer momento en que te vio?

Si lo piensas con calma, ella sacó el arma antes de que tú dijeras “dame la cartera”…

 

La intención lo es todo. Cuando nuestro presidente llegó al poder tenía la firme intención de hacer su trabajo lo mejor que sabía. Esto sucede con todos los presidentes de todas las corporaciones, paises o compañías.

Lamentablemente, no sabemos cual es su trabajo y, además, la incompetencia destaca más cuanto más alto es el cargo que ocupa una persona. Por eso podemos afirmar que

a) hacen su trabajo

b) lo mejor que saben

Quizá su trabajo consiste en enriquecer a un número determinado de personas. O quizá saben muy, muy poco sobre cómo funciona el mundo. Pero tienen muy claras sus intenciones, y por eso hay tantos políticos que se merecen un tiro en la cara.

 

Dicen que todos los hombres mueren, pero eso no siempre es cierto. A veces escribo sobre personas que no mueren. A veces, personas que ya han muerto me cuentan qué tal les va, y no son historias tristes.

 

A veces,

trasnos y trastolillos,

ninfas y hadas,

ondinas y sirenas,

salamandras y fuegos fatuos,

 

me susurran un cuento al oído, y no puedo menos que escribirlo.

 

Mi intención es evitar que esas historias se pierdan y, mientras tanto, intentar entretenerte.

Y hacerte sentir. Sin emociones no somos nada.