Música y poesía (2): No volveré a ser joven

No hace mucho hablé de la fantástica canción de Loreena McKennitt sobre un poema de Alfred Noyes, The Highwayman. Como decía, a veces unen fuerzas un poema y un músico, y el resultado remueve según qué sentimientos en nuestro estómago. Como en mi propuesta para hoy.

Jaime Gil de Biedma (Barcelona, 1929-1990)  es un poeta español que debes conocer. En serio, echa un vistazo a sus poemas, que seguro que alguno de ellos te dejará sin palabras.

Por ejemplo, cuando en su poema Idilio en el café, dice

No sé bien de qué hablo. ¿Quiénes son,
rostros vagos nadando como en un agua pálida,
éstos aquí sentados, con nosotros vivientes?
La tarde nos empuja a ciertos bares
o entre cansados hombres en pijama.

¿No te parece, no sé, algo como, o sea, ya sabes?

En fin. Conocí este poema, No volveré a ser joven (“Poemas póstumos”, 1968), gracias a la versión que hizo Loquillo hace un montón de años. Es uno de los muy pocos poemas que puedo recitar de memoria en estado de embriaguez (no preguntes, pero sé que es cierto). Dice así:

No volveré a ser joven

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

Te dejo la versión de Loquillo en directo, que suena bastante bien, y también un pequeño vídeo del poeta recitándolo, que también está muy bien. En esta página podrás leer algunos otros poemas suyos.

Un pensamiento en “Música y poesía (2): No volveré a ser joven”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.