¡No lo quiero ni regalado!

Mi hermana se ha desprendido de una serie de libros que no sabía dónde guardar. Los había extendido en una mesa y, antes de que se reuniera con el librero que los iba a comprar, me pasé a verlos. A mí, desprenderme de libros que he leído me da pena, son como amigos a los que hace tiempo que no ves.

¡No os vayáis! ¡Volved! ¡Prometo leeros de nuevo!

Me quedé con unos cuantos: uno de Asimov, La Princesa Prometida, alguno de García Márquez, etc. En realidad di el cambiazo por algunos libros de los que no me daba pena deshacerme, porque también hay amigos que no te apetece volver a ver porque son unos pesados o malas personas, pero ese es otro tema.

Entonces me puse a pensar. ¿Cuánto tiempo vive un libro?

Dicen los libreros (mis fuentes son una amiga que trabajaba en una librería, y algo que he leído por ahí) que los libros tienen una primera vida de seis meses, momento en el que dejan de ser novedades y pasan a secciones menos visibles. Lo que no se venda los seis primeros meses, malo.

De esos seis meses, los dos primeros son determinantes; si no da buen resultado, a los dos meses los libros se retiran de los lugares privilegiados y se deja sitio a las novedades más prometedoras.

Es decir, a los dos meses se produce el primer traslado, y a los seis meses la primera bajada de precio. Al año, la segunda bajada, y a los dos años no es raro encontrar de saldo muchas ediciones en rustica, lo que conocemos como tapa blanda, y unas cuantas en cartoné (tapa dura, para entendernos), aunque éstas aguantan un poco más.

Curiosidades sobre la venta de libros: Los clásicos se venden siempre, porque son material de estudio, como consulta o porque son aciertos casi seguros. En verano se vende sobre todo tapa blanda, y en Navidad muchos libros infantiles o con ilustraciones.

También hay libros que de pronto se venden como churros, porque algún famoso ha salido con él en una fotografía o porque se van a adaptar al cine.

politicos_leyendo

Políticos leyendo. No somos nadie.

Las reservas de libros son poco habituales porque, a falta de hablar con más libreros a ver qué opinan, la mayoría de los libros que se compran son para regalar.

Hablamos de ficción y similares, claro, no de libros de consulta. Esto es un buen indicador de la cantidad de libros que se compran y nunca llegan a leerse, porque regalar libros es un arte y tiene sus normas, pero eso te lo contaré en otra entrada de este mismo blog (¡permanece atento a tu pantalla!).

 

¿Y los que se venden?

Supongamos que te has apiadado de los ojos de corderito de un libro, lo has comprado y te lo llevas a casa e, incluso, te lo lees. Pueden pasar tres cosas:

-¡Me ha encantado! Se lo dejaré a mis amigos y algún día lo releeré. ¡Jamás me desprenderé de él! –Esto no sucede a menudo, no nos engañemos.

-Está bien, me ha gustado. Al armario. –Es lo mas habitual.

-Vaya castaña de libro. No vuelvo a comprar nada de este tipo. –Lamentablemente, esto sucede muchas veces.

En la tercera opción, hay muchas posibilidades de que el libro termine regalado o en un mercadillo, y en la segunda opción… Digamos que es cuestión de tiempo que termines por desprenderte del libro igualmente, si no vives en una casa grande o la doble capa de libros que forra las paredes de tu salón no te parece un buen aislante, .

¿Cuanto vale un libro viejo?

Las enciclopedias, los cursos de idiomas, los libros de arte y de texto en general, salvo casos concretos con nombre propio (es decir, que sigan siendo material de estudio, no se venden. ¿La enciclopedia nuevecita Larousse que tienes en tu casa ? Nadie la quiere ni regalada. ¿Los libros de animales que tanto te gustaban cuando eras pequeño? Ni para calzar armarios. La vida es así de triste.

Libros viejos que tú crees que están nuevecitos

Otra curiosidad: Los libros del Círculo de Lectores se venden muy mal. Entre una edición de otra editorial y una del Círculo, la gente tiende a comprar “la otra”, por lo que no te sorprendas si el librero decide que no te paga nada por los libros que religiosamente has comprado cada mes durante años.

Yo, la verdad, no lo comprendo. Me parecen buenas ediciones, y muchas en papel reciclado… Es cuestión de oferta y demanda: hay muchos libros del Círculo de Lectores en danza y, a mayor oferta, menor precio.

Así que eliminando enciclopedias, libros en mal estado y demás, si has puesto 500 a la venta (no es tan exagerado, en el caso que os cuento han sido 520 libros) se interesarán como mucho en 200.

Por si te lo estás preguntando, sí, las ediciones en rústica que abres más de la cuenta, a la segunda lectura ya están en mal estado, y los libros que lees mientras comes ya ni te cuento. Lomos desgastados y cubiertas dañadas reducen el valor económico de un libro a cero.

Sigamos. 200 libros que te costaron, si no los adquiriste como novedad y esperaste a la “primera rebaja” en rústica, una media de 12 euros.

Vas a conseguir por ellos, aproximadamente, unos 200 euros. No esperes mucho más y tambien puedes esperar menos.

¡Ah, pero cómo! ¿Pensabas que valían más? Teniendo en cuenta que muchas bibliotecas no aceptan libros donados y que la altermativa es regalarlos a centros sociales (una excelente opción), no es un mal precio…

 

¿O sí?

Yo, como decía al principio, soy un sentimental y, mientras tenga sitio en casa, no me desharé de mis libros…

Excepto de los muy malos, que no son pocos porque soy tonto, principalmente…

Eso te lo cuento otro día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.