5 adaptaciones que (a lo mejor) no recuerdas

A veces recordamos la película, pero olvidamos que está basada en un libro. Empecemos por una facilita.

 

1.  Hola. Me llamo Iñigo Montoya… Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir. 

Esta te la sabes, ¿verdad? La Princesa Prometida es una película que no se olvida fácilmente. Está basada en el libro homónimo de William Goldman, un gran desconocido con una impresionante carrera en el cine. El libro también es una pequeña obra de arte que debes leer. Si a tu edición le falta una parte de la historia, el autor te invita a escribirle y te la hará llegar sin coste alguno. Como se lo cuento, señora.

 

2. Podemos recordarlo por usted. 

Claro que te suena.

Es el eslogan de Memory Call, la empresa encargada de implantar recuerdos en Douglas Quaid, interpretado por Arnold Schwarzenegger en Desafío Total.

El guirigay que hay aquí montado tiene su gracia. La película está basada en el relato del genial Philip K. Dick llamado Podemos recordarlo por usted al por mayor. El título de este relato es un homenaje al musical I Can Get It for You Wholesale, que a su vez está basado en un libro de Jerome Weidman. Además, un escritor llamado Piers Anthony se ocupó de escribir un libro basado en la película… Lo que hay que ver. 

Otro día le dedicaré una entrada a este tipo, que merece la pena. Leer a Philip K. Dick es como drogarse.

 

3. »Somos los hijos medianos de la historia, educados por la televisión para creer que un día seremos millonarios y estrellas de cine y estrellas de rock, pero no es así. Y acabamos de darnos cuenta —dice Tyler—. Así que no intente jodernos.

¿Te suena? Bueno, quizá te pueda refrescar la memoria con la escena adecuada…

Claro. Ahora sí. Por eso El Club de la lucha se encuentra entre las mejores películas de la historia, según dicen. Está basada en el libro de Chuck Palahniuk, un autor que no deja indiferente a nadie. Escribió el libro como una provocación a los editores que no quisieron imprimir su primera obra… Para su sorpresa, esta segunda obra decidieron aceptarla.

La adaptación al cine no recaudó demasiado pero, al editarse en DVD y convertirse en película de culto, la crítica comenzó a mirarla con más cariño.

 

4. – Golpea exhausto el poste tosco y recto e insiste infausto que ha visto a los espectros.

Ja. Con esta te he pillado. Te suena, pero no la ubicas, ¿eh?

Bah, claro que te acuerdas. ¿Por quién te tomo? Es la frase fetiche de Bill Denbrough en It, el libro de Stephen King. Si la película te dio mal rollo por el puñetero payaso…

tumblr_m77jnnphHs1rzkjufo1_500

Sí, este puñetero payaso, el libro te dejará con ganas de firmar una petición para que prohíban ese tipo de maquillaje y lo declaren ilegal.

 

 

Esa frase también aparece en El Misterio de Salem’s Lot. Es un conocido trabalenguas utilizado por personas con problemas de dicción. La versión original dice así:

He beats his fists against the posts and still insists he sees the ghosts

 

5.  –Bueno, que me cuelguen si no es ese gordo maloliente, el cabrón Billy y toda la porquería. ¿Cómo estás, botellón de aceite de cocina barato? Acércate, que te daré una en los yarblocos, si es que los tienes, eunuco grasiento.

Curioso libro, curiosa película y aún más curiosa la historia que hay detrás. Dice Anthony Burguess, autor de La Naranja Mecánica:

 

naranja_mecanicaPubliqué la novela A Clockwork Orange en 1962, lapso que debería haber bastado para borrarla de la memoria literaria del mundo. Sin embargo se resiste a ser borrada, y de esto la versión cinematográfica de Stanley Kubrick es la principal responsable. De buena gana la repudiaría por diferentes razones, pero eso no está permitido.

 

 

El editor de Burguess decidió eliminar el último capítulo del libro antes de imprimirlo, por lo que la película tampoco muestra lo que sucede en ese capítulo perdido.  No hemos visto a Alex crecer y alejarse de la violencia por puro aburrimiento, y eso hace que tengamos una visión distorsionada del ¿mensaje? de la obra.

¿Es mejor así? Eso lo dejo a tu criterio.

 

4 comments on 5 adaptaciones que (a lo mejor) no recuerdas

    1. Lo curioso es que todas han triunfado de una forma u otra… por razones diferentes. El Club de la Lucha, a raiz de las opiniones de la calle cuando salió en DVD. La Naranja Mecánica por ese tema del último capítulo (el final habría cambiado bastante)…

      Otro día hablamos de las adaptaciones más castaña, es decir, las que destrozan la obra original y encima son malas películas. 🙂

  1. Me encanta conocer la historia de las adaptaciones cinematográficas de novelas (o relatos, que suele ser el caso de las obras de P. K. Dick). Aunque las cinco películas que mencionas aquí las he visto, he de reconocer que no sabía que “La princesa prometida” estaba basada en un libro.
    Ya puestos, te doy mi opinión sobre cuál considero que es la mejor adaptación que he visto, y la peor.
    La mejor (por lo curioso que tiene el hecho de coger a los personajes y cambiar toda la trama), “La novena puerta”, basada en “El club Dumas”, de Pérez-Reverte.
    La peor (que tiene la genialidad de cambiar el final y estropear por completo la intriga), “Deuda de sangre”, basada en el libro homónimo de Michael Connelly, y protagonizada por Clint Eastwood.

    Un saludo.

    1. No he leído Deuda de Sangre, así que tomo nota… Con lo de El Club Dumas tienes toda la razón, jeje.

      Echa un ojo al libro de La Princesa… Creo que no te decepcionará. Lo de las páginas que faltan… bueno, lo entenderás cuando lo leas. 🙂

      dso, manteniendo el misterio, y tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.