¡Insolente! Cuando una obra y su autor no coinciden

Hace tiempo leí una tira cómica que me gustó mucho, a pesar de no ser cómica. Básicamente, habla de los límites del sentido del humor y de cómo, simplificando un poco, a veces se critica un chiste por ser políticamente incorrecto o tratar un tema inapropiado, cuando realmente el chiste no es irrespetuoso en sí mismo.

Es decir, cuando la gracia de un chiste no está en tomarse a la ligera una situación macabra, sino en contar algo gracioso ambientado en esa situación, no tiene por qué ser inapropiado, ofensivo o incorrecto. Lee la tira, que los autores se explican mejor que yo (la he copiado al final del post).

Muchos escritores (y artistas en general) han sido confundidos con su obra, han sido tachados de *inapropiados* porque su obra tocaba temas sensibles… independientemente de que en esa obra se consideraran esos temas sensibles como positivos o negativos.

creador_vs_obra

 

Bret Easton Ellis fue muy alabado por su libro American Psycho, aunque también muy criticado por ciertos sectores que lo consideraban “peligrosamente misógino”. De Salman Rushdie y sus Versos Satánicos mejor no hablamos, porque cuando la religión entra por la puerta, el sentido común sale por la ventana.

La lista de libros censurados o prohibidos roza lo ridículo (echa un ojo al link, te vas a reír). Resulta mucho más preocupante cuando, además de criticar su obra, se criminaliza al autor.

¿Dónde está el límite? ¿Quién lo coloca? Al igual que sucede con el humor, cuando criticamos un libro por considerarlo inapropiado debemos ser capaces de separar el continente del contenido, diferenciar un entorno, un acto y un objetivo.

Hace tiempo yo me preguntaba las implicaciones de disparar al presidente del gobierno. ¿Significa eso que vaya a hacerlo? ¿Es inapropiado hablar de ello? ¿Significa que quiera hacerlo?

No necesariamente.

Disfruta de este fantástico cómic. Mi intención al compartirlo (y con este artículo) es que pienses en las razones por las que algo te parece inapropiado u ofensivo, si es posible, antes de juzgarlo o criminalizarlo.

Y es que, a veces, las cosas nos parecen inapropiadas por las razones equivocadas. Cuando lo analizamos nos damos cuenta de que, si esas razones no son correctas, quizá nuestra escala de valores también necesite que la revisemos de vez en cuando. La vida es cambio. Un niño sólo crece cuando cambia.

El original está aquí: http://carambacomics.com/blog/los-limites-del-humor/. Lo he copiado porque no quiero perderlo. Haz click sobre el dibujo y amplíalo, o acude al link original.

 

limites_del_humor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.