Normas para regalar un libro

-¿Qué libro puedo regalar por Navidad a mi abuelo?

-Quiero regalar un libro a mi padre por el día del padre, ¿me recomendáis algo?

-Se acerca San Jordi, recomendadme un libro para regalar.

Cuando lees con frecuencia, aquellos que no lo hacen suponen que tienes un don especial para saber qué regalar a cada persona o, peor aún, que existen libros ideales de la muerte para regalar a todo el mundo, así, sin más.

Mafalda.Regalo de un libro

Pero, por mucho que la humanidad se esfuerce, el libro-panacea no existe. Por esa razón creo que todo el mundo debería conocer estos

CONSEJOS A LA HORA DE REGALAR UN LIBRO

1. Asegurate de que le gusta leer.
Parece obvio, ¿verdad? Pues no lo es. Regalar un libro a alguien que no lee de forma habitual es arriesgado. A veces suena la flauta, como cuando tu sobrina la poligonera se enganchó a Crepúsculo, o tu vecina, la medio sorda que siempre tiene Tele5 a todo volumen, se devoró 50 Sombras de Grey.

Esa flauta, salvo excepciones, es más fácil que suene con libros adaptados al cine (Juegos del Hambre), sagas famosas (las mencionadas) o libros cortos, de lectura rápida y ligera. Esto último es importante para sacar de la lista a La Biblia.

2. Busca el género apropiado.

Si a la persona de la que hablamos le gustan los dramas de la postguerra, no le regales ciencia ficción. Está bien sorprender a alguien, pero con calma. Puedes introducir a una persona en un género que no conozca con las obras menos “extremas”. Si quieres insistir con la ciencia ficción, por ejemplo, prueba con El Juego de Ender, pero no con la Trilogía Marciana.


Antes de convertirse en una película, este libro ya era una lectura obligatoria. Ahora lo es todavía más, para poder decir eso de “a mí me gustó más el libro”.

3. Huye de los clásicos.
En cualquier género, un “clásico” es un libro que si lees de forma habitual, ya lo habrás leído y, si no lo has hecho, es porque te pareció un rollo. No hay nada peor que presentarte en casa de un aficionado a la literatura histórica con un ejemplar de Yo, Claudio. ¡Claro que ya se lo ha leído, hombre! ¡Y puede que más de una vez! Guarda los tickets, anda, que ya te vale.

Y el consejo más importante, el que siempre doy y al que ni Dios hace caso…

4. REGALA LIBROS QUE HAYAS LEÍDO
Pues sí. ¿Quieres agradar a alguien? Regala un libro porque a tí te haya gustado. Si no te lo has leído, eres una víctima de la moda o no eres un lector habitual, como la persona a la que vas a regalar el libro, lo que significa que…

NO LE CAES BIEN. Así que tú verás.

Sin embargo, imagina que le regalas un libro a esa persona acompañado de un comentario como “a mí me ha gustado mucho, cuando lo leas lo comentamos juntos, si quieres”. Te habrás ganado un trozo de su cielo particular y, le guste el libro o no, apreciará el gesto.

De esta reflexión quedan fuera los libros por encargo, claro. Pero eso es jugar sobre seguro y, para ello, no necesitas leer estas normas.

4 comentarios en Normas para regalar un libro

  1. jaja me he reído mucho con esto. A mí cuando me preguntaban eso de qué libro regalar y les decía que un libro es un regalo ” muy personal” me miraban como si fuera marciana.

    1. Regalar un libro siempre es arriesgado y, como bien dices, muy personal…

      ¡Yo acierto siempre!

      Jaja, no, es broma, pero lo intento, y por eso intento cumplir esas normas, jeje.

    1. Se admiten sugerencias para ampliar esa lista. Si se te ocurre algo como “no regales un libro sobre cómo correr mejor a una persona que se acaba de lesionar”, por ejemplo, lo añadiré a la lista. 🙂

      Aunque ahora que lo pienso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.