Música y poesía (3): The Hosting of the Shee

Escucho una canción de The Waterboys. Y pienso “¡Qué buena!”. Y como escucho con atención pero no entiendo ni papa de la letra, me pongo a investigar.

La canción se llama The Hosting of the Shee”, y adapta un poema de W.B. Yeats. El álbum se llama “An Appointment with Mr. Yeats” y todas las canciones adaptan poemas de este autor. Viendo el título podía haber llegado a esa conclusión yo sólo sin buscar en la Wikipedia, pero en fin.

Total, que me acerco a mi librería habitual y busco el poema traducido en un par de libros, pero no lo encuentro. Y me quedo con las ganas. Te preguntarás: “¿por qué no lo haces tú?”, pero eso sólo te lo preguntas porque no me has escuchado hablar en inglés. En fin, sigamos.

El caso es que he comprado una antología del autor, ya que me ponía. Es ésta:

 

La publica DeBolsillo y la traducción corre a cargo de Daniel Aguirre. Es una traducción rimada y eso no me gusta mucho, porque la rima creo que sólo se puede disfrutar en su lengua original y se pierde un poco la gracia, pero es un trabajo extra impresionante.

Y Yeats es… ¿Cómo lo diría? La poesía no es que me apasione demasiado, pero esto es… es… Hay algunos poemas que… Es difícil de explicar. Mira, voy a sacar de aquí un pequeño ejemplo de otro poema diferente. Léelo en inglés, que sólo por el ritmo merece la pena.

 

ÉL DESEA LAS TELAS DEL CIELO
Si tuviera las telas bordadas del cielo,
tejidas con luz dorada y plateada,
las telas azules, opacas y oscuras
de la noche, la luz y la penumbra,
extendería estas telas bajo tus pies:
pero yo, al ser pobre, sólo tengo mis sueños.
He extendido mis sueños bajo tus pies.
Pisa suavemente, ya que caminas sobre mis sueños.

 

Pero vamos con la canción The Hosting of the Shee. La han versionado también otros grupos, pero no me gusta mucho el resultado. Mike Scott creo que ha clavado el ritmo que requiere el poema, intenso y visceral, porque W.B.Yeats recrea aquí esa magia onírica y anárquica que rodea los mitos irlandeses.

Knocknarea“. Ahí queda eso.

Disfruta esta canción y este poema. Quizá, sólo quizá, habla de reinas y diosas celtas desaparecidas, de la tierra de los deseos del corazón, de la pasión y la fuerza de sentirse vivo mientras comienza la cacería salvaje.

 

The host is riding from Knocknarea
And over the grave of Clooth-na-bare;
Caolte tossing his burning hair
And Niamh calling Away, come away:
Empty your heart of its mortal dream.
The winds awaken, the leaves whirl round,
Our cheeks are pale, our hair is unbound,
Our breasts are heaving, our eyes are a-gleam,
Our arms are waving, our lips are apart;
And if any gaze on our rushing band,
We come between him and the deed of his hand,
We come between him and the hope of his heart.
The host is rushing ’twixt night and day,
And where is there hope or deed as fair?
Caolte tossing his burning hair,
And Niamh calling Away, come away

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.