Esto no es literatura, pero también es literatura

Una reflexión sobre el día a día del escritor + una pequeña exposición en la Librería París, Tauste y Remolinos.

Escribir un MEGATOCHO doblamuñecas y alcanzar el éxito mundial. Presentaciones multitudinarias, gloria, fama. Mañanas eternas de café y batín contestando cartas mails de fans y partiéndote el culo leyendo sus teorías foreras. Ese es el objetivo vital de un escritor, ¿verdad?

Pues no

Escribir es una actividad solitaria y frustrante. Por suerte también una compulsión necesaria e ineludible. Simplemente no puedes dejar de hacerlo. Nada importa, ni la incertidumbre total sobre la calidad de lo que se tiene entre manos, ni el temido momento de dejar marchar la obra; tampoco el mundo editorial. Esto último algo de regomello sí que da.

Acabar un libro es como sacar a un niño fuera y pegarle un tiro —Truman Capote.

¿Lo peor de ser escritor?

Bajo mi punto de vista, los inicios. Una vez nos damos cuenta de que tenemos algo que contar, se nos presenta un páramo yermo sin horizonte. Ahí empiezan los vértigos. ¿Y si estamos perdiendo el tiempo? ¿Y si todo el esfuerzo no son mas que miles de horas tiradas al retrete? ¿De verdad no tengo nada mejor que hacer con mi tiempo libre? La soledad del escritor. Yo he estado en ese punto muchas veces, pero gracias a Cthulhu me di cuenta a tiempo de que lo importante es el hecho en sí de escribir. Punto. Todo lo demás es fanfarria. Luego esta por ahí ese unicornio de ser publicado, esa meta idílica, pero hasta que llegue ese momento mágico —yo ni me lo planteo— está en nuestras manos el diversificar nuestro tiempo para hacer el peregrinaje más ameno.

Lo difícil no es escribir, lo verdaderamente difícil es que te leanManuel del Arco.

¿Entonces?

Tenemos bastante donde elegir, aunque me gustaría dejar claro que todo el rollo de trabajarse las redes sociales ni lo voy a comentar: soy un cero a la izquierda en el tema. En un post anterior ya mencioné lo interesante que era el no centrarse en escribir tochonovelas y ponerse con tareas más modestas. Microrrelatos, por ejemplo. En mi caso la realidad me ha dado un poquito la razón, y a día de hoy me han publicado una docena de cuentos (ni los nombro. Son premios insignificantes y sin mérito), aunque sí que puedo sacar pecho de haber ganado un concurso de unos 800 participantes (Aquí el link. Salgo el primerito. Lo juro). Cuando me llegue el premio ya escribiré una entrada con mas detalle, unboxing, lo que sea.

Desde luego que es muy sabroso el escribir en blogs, abrirnos un tuiter, montar charlas, youtube, etc. Pero el ejemplo sabrosón que voy a enseñar hoy es un evento relacionado con la literatura en el que ando metido. La idea es la siguiente: un diseñador propone ciertos dibujos 3D sugerentes y yo les pongo un texto de acompañamiento. A veces son simples frases. En algunos casos añado un texto largo, incluso cuentos. Hay de todo.

La primera exposición tuvo lugar en Tauste. La segunda, en Remolinos

Carteñ de Tauste Objetos imposibles
El cartel de Tauste. No es gran cosa, lo sé

Link a la web

De forma paralela se hizo una mini exposición en la Librería París de Zaragoza. Esta estaba compuesta por tres ilustraciones relacionadas con la literatura a las que yo les puse texto. Bajo mi punto de vista, el trío es el mas logrado entre las 25 parejas que forman la colección completa.

Cartelito en Librería Paris
Expositor en la Librería París

Web

Tuiterl

A lo que vamos: El trío calavera

A continuación os pongo las tres ilustraciones con sus respectivos textos.

Cañón-Pluma

«No se trata de contar cualquier cosa. Un libro debe dejar una huella, invitar a una reflexión u ofrecer un nuevo punto de vista. El autor debe tomar sus argumentos y convertirlos en balas bien dirigidas hacia el lector. Hay que ser honesto, pero implacable. Aquél que escribe sin garra es porque no sabe que la pólvora de su pluma hace tiempo que está mojada»

Censura

«De la censura se puede escapar con un poco de ingenio, refugiándose en el humor o en una buena metáfora. Pero si uno construye su propia celda, cierra la puerta y tira la llave, es cuando no hay escapatoria. El miedo al qué dirán, sumado a la autocensura, nos cierra la boca y sepulta las ideas. Al final es el propio autor el que hinca el último clavo en su tumba»

No me acuerdo del título, leñe
No se ve bien. Admito donaciones para un móvil nuevo

«¿De donde viene la inspiración? Esta siempre es una pregunta incómoda. La idealización romántica dirá que las ideas surgen de la colisión de dos conceptos irreconciliables, también que te las entrega una musa caprichosa. Lo cierto es que éstas surgen durante el trabajo duro casi con la misma frecuencia que mientras te estás aburriendo. ¿De dónde viene la inspiración, entonces? Pienso que una parte del autor la entierra de noche y otra la encuentra de día»

La literatura no solo es escribir tochonovelas

También tenemos cuentos, microrrelatos, poesía, encargos rarunos, concursos, premios, competiciones en foros, literatura por carta, intercambio de libros, booktubers, blogeros, reuniones en clubs de pipa y bombín. Hay quien aprovecha la marquetería de las novelas para diseñar campañas de rol, otros para encandilar a la novia en los aniversarios. También está la crítica destructiva, la reseña irónica, los foros conspiranoicos, los hilos interminables de teorías y fumadas… Como me gustan los foros de teorías y fumadas. Hay muchas formas de hacer literatura, o mejor dicho, de vivirla.

Y con esto terminamos por hoy. ¿Cual ha sido la imagen que más os ha gustado? ¿Y el texto? La próxima entrada creo que tratará sobre pastiches, fanfictions y Neil Gaiman. También un poco de Lovecraft y de Sherlock Holmes. ¡Menuda macedonia! Seguro que no os defrauda.

Este soy yo

Tuiter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.