Being there, película y novela

«Life is a state of mind.»

La película

Creía que había visto todas las películas que había que ver de Peter Sellers (ya sabes, ese gran actor cómico británico que interpretó, entre otros personajes carismáticos, al inspector Clouseau en la serie de películas de la Pantera Rosa), cuando un día, hace ya unos años, me encontré, no recuerdo cómo ni por qué, con Being there (o Bienvenido Mr. Chance, como se la tituló en España).

Creo que Being there es una película poco conocida en nuestro país, pese a que se llevó en su momento unos cuantos premios importantes y tuvo muchas nominaciones. Se trata de una comedia ácida y retorcida como pocas, en la que Peter Sellers interpreta a un hombre de pocas luces que llega muy lejos en el mundo de la política (lo dejo así de inespecífico para no revelar nada importante de la trama, que es más bien breve). ¿Te suena un poco la historia? Es claro que podría ser la de muchos presidentes de gobierno, pero desde luego, yo, después de verla, tuve la impresión de que la archiconocida Forrest Gump (que se estrenó hace ya casi casi treinta años, que no son nada) se había basado en parte en esta historia rodada muchos años antes (y estrenada en 1979). Sellers está que se sale, como siempre. Shirley MacLaine también, idem. La recomiendo sí o sí.

La novela

Y bueno, tampoco recuerdo muy bien cómo ni por qué hace unos días me encontré con Being there, de Jerzy Kosinski, la novela en que está basada la película homónima y que yo desconocía por completo. Me hice con ella de inmediato y la devoré en dos tardes. Esto no tiene mucho mérito teniendo en cuenta que es casi más un relato que una novela: no se extiende más allá de 140 páginas. Además, engancha desde la primera.

Resulta una novela curiosa por cuanto carece de todo adorno, creo que no hay ni una sola descripción, y si la hay es muy somera. La narración es el colmo de la sencillez, pero no por ello deja de contar una gran historia ni de contarla muy bien. El estilo resulta, la verdad, muy elegante. Esto solo puede hacerlo alguien que sea un gran escritor, que es lo que al parecer era Kosisnki (o quizá no: se cree que algunas de sus novelas no las escribió él), pese a que, al menos en España, y que yo sepa, no se le conoce mucho. Un hombre con una biografía bastante interesante.

Kosinski escribió otras obras importantes como El pájaro pintado o Pasos. Por cierto, hay una anécdota sobre esta última muy curiosa, que dice mucho del mundo editorial. La transcribo aquí directamente de Wikipedia:

Pasos (1968), una novela construida a partir de fragmentos de fuerte contenido autobiográfico, es probablemente su novela de mayor prestigio. Ganó el National Book Award en 1969.

En 1975, Chuck Ross (un escritor de Los Ángeles) realizó un experimento con esta novela: envió 21 páginas del libro a cuatro editores firmadas con el pseudónimo Erik Demos. El libro fue devuelto por todos los editores, incluso por Random House, que había publicado la novela de Kosinski. En 1981 repitió el experimento, pero esta vez enviando la novela entera. El resultado fue el mismo.

Duda

Si has visto Being there, te diré que es prácticamente igual a la novela (si bien un par de escenas no fueron trasladadas al celuloide). Es decir, la adaptación fue muy buena (el guión fue del propio Kosinski y se llevó un Oscar por él, además de otros premios).

Si no la has visto pero te gustaría, te diré que la veas y que después leas la novela. Es como yo suelo actuar en los casos en los que hay novela y película de una misma historia y ambas me interesan. Las novelas suelen contener más información que las correspondientes películas, así que, si primero veo la película, aún puedo disfrutar la novela, esta aún puede sorprenderme. Pero si leo primero la novela…, la película seguramente no me distraiga más allá de determinar la calidad de la adaptación. Pero bueno, esta es mi opinion. Tú qué prefieres, ¿leer una novela adaptada antes o después de ver la pelicula?

2 comments on Being there, película y novela

  1. Yo también prefiero ver la película antes de leer el libro.

    Conocer la historia da igual si el libro es bueno, pero en una película, el factor spoiler suele ser más importante.

    A ver, no es que de igual-igual-del-todo en un libro, pero ya me entiendes… Que si la calidad de un libro depende de conocer el final o no conocerlo, mal vamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.