Autores desconocidos y golpes de suerte

Hace tiempo leí una anécdota curiosa.

Una mujer estaba encantada con el libro que estaba leyendo, de un autor casi desconocido, que si no recuerdo mal lo había obtenido en un club de lectura al que asistía. Era un libro de intriga y espionaje militar, y le dijo a su marido que se lo leyera, que seguramente le gustaría.

El marido lo comenzó a leer en un viaje en avión. Cuando aterrizaron lo estaba leyendo, así que bajó del avión con él en la mano. Un periodista le preguntó por el libro y el hombre recomendó su lectura, porque a él le estaba gustando mucho.

El libro se llamaba La Caza del Octubre Rojo, de Tom Clancy, y el hombre que bajaba del avión era Ronald Reagan. El autor, gracias al golpe de suerte y a la mujer del entonces presidente de EEUU, se convirtió en un superventas.

Me he acordado de esta anécdota al leer un artículo que puede ser que hayas visto estos días. Léelo, que está muy bien. Además te copio uno de los ejemplos que aparecen en él.

http://www.hojaenblanco.com/
El sorprendente asunto de los manuscritos rechazados

Claire Chazal es una presentadora de noticias francesa que, además, es una celebridad en su país y escribe. Con su novela La institutriz, publicada por la editorial Plon, tuvo un enorme éxito y fue el libro de la temporada que todo el mundo leyó. Pero la revista Voici decidió comprobar qué pasaba cuando cambiaban los nombres de los personajes y de la autora, dejando la historia tal cual. Pues lo que pasó es que todas las editoriales a las que enviaron el manuscrito no sólo no lo reconocieron, sino que lo rechazaron porque no merecía la pena.

Y por si se lo está temiendo, la respuesta es sí, una de las editoriales que la rechazó era Plon, que no reconoció a su hijo favorito cuando lo tuvo delante y además pensó que no valía. Nadie vio supuesta calidad literaria, ni potencial de ventas y una ni siquiera vio que ella misma lo había publicado.

En fin, cosas que pasan. Afortunadamente, los tiempos cambian y los libros electrónicos permiten a cualquiera dejar su obra a disposición del público, más o menos como hace Amazon, con todo lo bueno y malo que ello conlleva (esto mejor lo cuento otro día).

Lo que está claro es que si escribes y quieres publicar algo, debes tener en cuenta que:

a) Nadie conoce las claves del éxito.
b) El factor suerte es imprescindible para triunfar.
c) Eso no te exime de escribir bien, oh escritor desconocido.
d) Insiste, joder. Las editoriales que no te leen no te interesan, y el resto están saturadas. Si eres bueno, y tienes un buen libro, antes o después alguien lo valorará y lo publicará.

Que se venda bien es otro tema, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.