Grumo y Mosquito: una obra épicodelirante

Grumo y Mosquito

¡Hoy os traemos una presentación y sinopsis conjunta de Grumo y Mosquito! Esta es mi primera novela, autopublicada, y la verdad es que tiene su chicha detrás. Su función es muy clara: que echéis un buen rato y mostrar unas pinceladas del mundo que tengo preparado.

Grumo y Mosquito es un spin-off de la macrosaga de fantasía épicodelirante y chorrofantástica que estoy escribiendo. Nació como un puro ejercicio de técnica: quería practicar los diálogos y la mejor manera era escribir teatro. Así pues, elegí una que me encantaba, La Estanquera de Vallecas, y le hice un retelling; sin embargo, pronto se me fue de las manos y el monstruito acabó cogiendo entidad propia. Una vez estuvo acabado, la metí en el cajón del olvido y ahí se quedó…

…hasta que un día se la mandé al señor Enjuto.

Le echó un vistazo, le gustó y me convenció de que el engendro era legible. Sin embargo, yo, al haberme basado en una obra ya existente, no tenía ninguna intención de que viera la luz. Me parecía amoral. Sin embargo, un día pandémico estaba curioseando la web del autor de La Estanquera, y me encontré su email. Lo vi y pensé… “Bueno, le voy a explicar esta movida, a ver que me cuenta”.

Al día siguiente me mandó su número de teléfono, estuvimos hablando cerca de una hora y ahora Grumo y Mosquito es una realidad.

Sinopsis de Grumo y Mosquito

Un aspirante a genio criminal y su protegido intentan atracar una botica a punta de espada y ballesta. Sin embargo, la dueña del local —que es una veterana de guerra durazan— lo impide, alerta al vecindario y pone a la ciudad patas arriba. Mientras tanto, secuestradores y rehenes empiezan a darse cuenta de que tienen más en común de lo que pensaban.

Grumo y Mosquito es un retelling de la obra de teatro «La Estanquera de Vallecas», una novela corta ambientada en un marco épicodelirante y chorrofantástico a mitad camino entre la épica oscura y la colorida parodia de las novelas de fantasía.

NO HAS LEÍDO NUNCA UNA CHORRADA COMO ESTA

La crítica —no— ha dicho:

«Los lectores van a caer rendidos ante Grumo y Mosquito. Estos patanes son, sin duda, los peores ladrones que han pisado la ciudad en los últimos diez años»
La Gaceta de Motaris

«A Borja Alonso no le lee ni dios»
El Archipiélago de Ar-Sua

«Yo estuve durante el atraco, ¡y así no es como ocurrió!»
Un bardo que pasaba por allí

«Os juro que no conozco a este tío de nada»
Concepción Perea

«No sé de dónde saca las ideas, pero si eso lo que le gusta hacer, habrá que quererlo»
La madre del autor

Ficha

Título: Grumo y Mosquito
Ilustración de portada: Lucía Gracia Salazar
Género: Fantasía épicodelirante humorísitca
Tipo de libro: novela corta, retelling, autopublicada
Fecha de publicación: 24 julio 2020
Precio: 2,69 € en ebook o 4,80€ en tapa blanda
Páginas: 92
Colección: Spin-off de la futura saga “De Villanos y Ladrones”
ISBN: 979-8667347064

Click para ir a la ficha de Amazon

Click para ir a la ficha de Goodreads

Y con esto me despido y doy paso al señor Eduardo.

Hola, soy el Señor Eduardo. Sí, es cierto, yo le dije a Borja: “oye, esto que has escrito no está mal, deberías publicarlo”. Y como castigo, ahora voy a reseñarlo.

A Meneillos, mi aspirador, le gustó bastante el libro de Borja. Luego lo hizo trocitos y lo echó al contenedor verde.

Grumo y Mosquito es una novela disfrazada de obra de teatro. La dirección de escena y las acotaciones, es decir, todo lo que no es diálogo puro y duro, es una auténtica delicia que excedesu cometido. Es decir, que proporciona al lector una información que debería proporcionar la escena, pero lo hace porque la obra no está concebida para ser representada, sino leída.

Por eso digo que es una novela disfrazada de obra de teatro. Lo aclaro porque entiendo las reticencias a “leer teatro”; si lo piensas, leer algo pensado para ser visto resulta algo incongruente. Pero que esto no te eche para atrás: vas a disfrutar la obra como si la estuvieras viendo frente a tus ojos.

Tiene un tono humorístico, pero no está construida a base de chistes, sino de situaciones. Al igual que la obra en la que se basa, el humor es la salsa, el barniz exterior, pero el contenido es más denso de lo que parece a primera vista. Detrás de esa aparente ligereza hay un tapiz creado con detalle y esmero. Cuando te quieres dar cuenta estás inmerso en la botica, en el barrio y la historia de los personajes. Hay un mundo más allá de la puerta, incluso más allá de los guardias y de la ciudad. Hay un mundo de amores, decepciones, alegrías y miserias.

Esa sensación de conjunto, de solidez, es lo que da peso a la obra. Es corta, entretenida, divertida y te deja con la sensación de que has conocido una parte muy pequeña de algo muy grande…

Borja Alonso, el sufrido autor, quizá no se da cuenta, pero en esta obra se pueden ver algunas de las características que marcan la diferencia en una obra en general y en una comedia en particular: la evolución de los personajes, las emociones en la última parte, la conexión con el mundo exterior…

Me gusta esta obra porque me lo he pasado bien al leerla, y también porque he aprendido con ella. No puedo recomendarla a todo el mundo, porque el tono, el lenguaje y el escenario no son para todos los públicos, pero sí pienso que puede entretener y sorprender a casi todo el mundo. Y eso es bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.