Reseña día 16 La Guingueta – Espot: Dos formas de recorrer una etapa corta

Esta etapa, para recuperarme del todo, yo la voy a hacer en autobús. Hay un transporte público que recorre esta zona y se llama “el bus del parque”. Quizá tenga otro nombre, pero en fin, así es como lo conocemos nosotros.  Hace paradas, por ejemplo, en el Parking de Conangles, Vielha, Port de Bonaigua, La Guingueta y Espot, y en un momento dado puede venir muy bien. En la planificación de la ruta tuvimos en cuenta su itinerario y sus horarios.

Así que hoy me resigno y dejo que Silvia se vaya andando siguiendo las marcas blancas y rojas, mientras yo me quedo entristecido y cabizbajo, con la cara de un adolescente cuando el amor de su vida le dice que sólo le quiere como amigo, para entendernos. Pero esto que voy a hacer es necesario y seguro que me viene bien para recuperar un poco la lesión del pie.

Eso significa que esta reseña la escribirá Silvia… ¡Toda tuya!

….

Hola, soy Silvia y lo primero que tengo que decir es que Eduardo es un tipo fantástico, inteligente, guapo, de cuerpo apolíneo y abdominales marcados. Y esto lo digo libremente y sin que él revise mi reseña ni la lea antes de publicarla.

Y ahora, vamos con la ruta.

Desde La Guingueta está todo muy marcado. Se sube por un sendero boscoso hasta Jou, y luego por sendero y carretera se pasa por Estais y se llega a Espot. Llevad loción anti tábanos. Esto es importante. Y eso es más o menos todo.

Si miro el GPS, cosa que no suelo hacer porque es algo que lleva Eduardo, que se conoce muy bien todas las rutas y no se pierde nunca, nunca, leo que he recorrido 10,5km con +650m y -250m,  y he tardado tres horas. El perfil de la ruta parece más bajito, pero luego subes y bajas y blablabla, las flores de los árboles, blablabla…

Sí, sí, vale, ya lo pillamos. Muchas gracias, Silvia. Que se hace un poco pesado para lo corto que es. Es un tramo que, con el calor del mediodía, puede convertirse en un tostadero y si no madrugas, mejor te quedas en el Hotel Cases, donde dormimos en La Guingueta, que te ponen unos desayunos y cenas de las de quitar el hipo.

Yo he tardado quince minutos en hacer el trayecto La Guingueta-Espot en autobús. No sé, lo digo por dar información. El autobús es nuevo y tiene cinturón de seguridad. Y es azul.

¡La etapa ha sido muy corta! ¡No es culpa mía el no tener más cosas que contar!

En Espot hay tiendas, hoteles, una farmacia y muchos sitios donde comer algo. Elegimos el Burguerplatz para rellenar el depósito a la hora de comer, porque tiene hamburguesas vegetarianas muy ricas y porque la gente salía de allí con cara de “qué rico estaba todo y no nos han dado un susto con la cuenta”, que es una expresión que aprendes a identificar cuando comes mucho fuera de casa. Dormimos en el Hotel Roya, donde apoquinamos 112,99€ por dormir y cenar. Este pueblo es turístico y caro, y eso se nota.

Mañana el camino se internará en la montaña un poco más que estos últimos días y hay que equiparse, como hacen los que van al Himalaya, pero en plan casero, con lo necesario para un refugio: jabón, toalla (el olor corporal de algunas personas llega al refugio media hora antes que ellas), tapones para los oídos, por si algún oso con vegetaciones duerme en tu misma habitación, y frutos secos para acompañar la cerveza de antes de la cena.

Esto último es fundamental. Un montañero profesional lleva siempre sus tapones para los oídos y su bolsa de quicos a los refugios.

 

2 pensamientos en “Reseña día 16 La Guingueta – Espot: Dos formas de recorrer una etapa corta”

  1. ¡Hola!
    ¡Muchísimas gracias por citar a burgerplatz en tu relato!
    Anoche, unos clientes de Valencia que siguen vuestras aventuras pirenaicas nos explicaron que decidieron venir a cenar tras leer tus comentarios sobre nuestras hamburguesas vegetarianas.
    Enhorabuena por la web, por la iniciativa de la reseña diaria del GR11, y reiteramos nuestro agradecimiento.
    Si volvéis por Espot, nos encantaría veros de nuevo y compartir unas cervezas.
    ¡Hasta la próxima!

    1. ¡Hola!

      ¡Muchas gracias a vosotros por vuestro comentario y por leernos! Si volvemos por Espot, o mejor dicho, cuando volvamos, sin duda pasaremos por vuestro establecimiento, que lo tenemos fichado como “sitios donde volver” y os recordaremos esas cervezas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.