Hecho de vuestras historias (la reseña buena)

Borja Alonso ha escrito una reseña de este libro que puedes leer aquí.
Pero su reseña es muy mala y, además, como es autor de uno de los relatos, su opinión no es imparcial. Afortunadamente, puedo compensar su desastre escribiendo una reseña mejor que la suya. Vamos con ello.

Hecho de vuestras historias es una antología de pequeños tesoros literarios, como lo define Ediciones Labnar, es decir, es una recopilación de relatos de diferentes autores.

No suelen gustarme este tipo de libros porque, al no tener a priori un tema común, suelen ser muy heterogéneos y la mezcla de géneros no me hace chiste. En este libro, por ejemplo, hay relatos catalogados como ciencia ficción, contemporánea, ficción, thriller y aventura. Respecto al estilo, encontramos humor, algo de reflexión y en general, bastante acción ágil y bien llevada. En general, salvo algún relato que me ha gustado menos, todos los relatos cuentan una historia entretenida y que busca atrapar al lector.

No quiere educar, ni sorprender o descubrir. Quiere entretener. Y eso es lo que me ha ocurrido, que lo he pasado bien con todos los relatos, los he empezado con desconfianza y sin mucho interés (soy de historias largas, qué le vamos a hacer), y con todos ellos me he descubierto diciendo “cinco minutos más” una y otra vez hasta terminarlos. En general, los relatos quieren entretener al lector y lo consiguen, y eso es lo mejor que puede decirse de cualquier libro.

Sí, estoy de acuerdo, mi opinión no tiene una base sólida como lector de relatos, pero sí la tiene como lector aburrido que deja muchos libros a medias porque no puede con ellos. Y ahora, lo que son las cosas, me descubro cotilleando otros libros de los autores de esta antología para ver qué más han escrito.

Vamos con unas reseñas rápidas sobre cada uno de los relatos. No voy a entrar en las sinopsis porque eso ya está hecho en la otra reseña, la mala.

También voy a intentar decir algo bueno y algo malo sobre cada una de las historias, porque centrarse solo en lo bueno creo que no es honesto. Eso significa que, si eres un lector interesado, debes tener en cuenta que intento hilar fino en detalles que a veces son irrelevantes, así que no debes hacerme mucho caso. Y, obviamente, todo esto es “en mi opinión”.

De un modo u otro, creo realmente que a todo el mundo le pueden gustar ocho de las diez historias que componen esta antología. Y digo ocho porque si te gustan unos géneros quizá no te gusten otros y mira, así me curo en salud.

El ángulo muerto – Jackson Bellami – Thriller Juvenil

Hecho de Vuestras Historias

¿Thriller juvenil? ¿En qué se diferencia una obra adulta de una juvenil? ¿En la edad de los personajes? A mí me ha parecido un buen relato adulto en el mejor sentido de la expresión, en el que prima la trama y el suspense sobre todo lo demás. Podría ser el guion de un episodio de Creepy o de Alfred Hitchcock presenta. No dejes que el escenario adolescente te eche para atrás. Merece la pena.

El ritmo está genial y muy bien llevado. Los diálogos y las escenas cotidianas son amenos y están bien narrados, pero las escenas de tensión pierden fuerza por las frases “solemnes e impactantes” que no encajan con el tono. Ese detalle del estilo es lo único que me ha molestado un poco en un relato, por lo demás, muy redondo.

M.O.R.T.– Aroa R. Zúñiga – Ciencia Ficción

Aroa Hecho de Vuestras Historias

Ciencia ficción clásica en el buen sentido, con bastante acción y escenario futurista, pero sin tonterías gratuitas. Bien hilado, llevado y enhebrado.

El punto de partida, los detalles del mundo planteado y el argumento dan para algo más desarrollado que un relato. Meter demasiada información sobre un escenario no es bueno para la narración, porque primero hay que crear el interés y luego desarrollar el entorno, y en un relato no suele haber espacio para las dos cosas. Pero el ritmo no decae y se mantiene a flote, que no es fácil.

Una tarde en el Barney’s – Rubén Blanes Mora – Contemporánea

Helado

La historia me deja algo frío, como si esperara en todo momento que fuera a volverse más interesante sin que llegue a ocurrir. Pero es un relato bien construido, con un estilo trabajado y maduro, que lleva al lector por donde quiere en todo momento sin distracciones ni trucos de salón. Sin contar una historia impactante o asombrosa, me ha dejado un gusto extraño, como si despertara en mí emociones nuevas.

Es como contemplar un cuadro de Hopper. No busca la belleza desde un punto de vista estético, pero tiene una atmósfera difícil de definir y no puedes dejar de mirarlo. Y creo que ese es uno de los mejores piropos que se le pueden decir de un relato.

Encuentros en la taberna de Thomas Lagarto – Beh Sam – Fantasía/Aventura

Piratas

Pensé que me iba a encontrar una parodia barata, de esas que hacen juegos de palabras malos y que cambian los nombres de personajes famosos por variaciones más o menos risibles.

Y algo de eso hay, pero me he descubierto a mí mismo partiéndome de risa y deseando saber más sobre estos extraños personajes. Es un relato sorprendente que juega con el humor como gancho de forma muy poco sutil, para llevar al lector a través de una historia de piratas clásica y no tan clásica, jugando con algunos tópicos y construyendo una historia que, aunque no sea de las más elaboradas, cumple su papel a la perfección.

Ambición azul – Borja Alonso – Fantasía Grimdark

Ambición Azul Hecho de Vuestras Historias

Intriga policiaca en un mundo de capa y espada. Sí, ¿no? Es decir, ¿por qué no? Aquí tenemos una trama compleja, bien hilada y deshilada, en un entorno rico y detallado que lleva al lector a través de razas, expresiones, profesiones y costumbres con naturalidad, como quien no quiere la cosa, para contarnos una historia de policías y asesinos.

Es original, está bien escrita y mantiene el interés desde el principio hasta la última (¡la última!) palabra. A veces parece muy atropellada, como si el autor tuviera prisa o poco espacio para contar todo lo que quiere contar, y eso puede convertir la lectura en un guion en el que pasan cosas en la cabeza del autor y uno se las tiene que imaginar más o menos. De todos modos, la historia es tan correcta y está tan bien contada que parece mentira que sea obra de Borja Alonso.

Eso dicen todos – Alhana RhiverCross – Thriller Juvenil

Relato 7

Este relato está muy bien escrito. No me refiero al estilo, que también, sino a la forma de contarnos una historia que, siendo bastante sencilla, da un juego tremendo. Parte de una idea que bulle en la cabeza del lector desde el primer momento y va creando una atmósfera opresiva y angustiosa que mantiene la tensión de forma fantástica.

Es una narración un poco “excesiva” en la recreación de los personajes, en los que se abusa de los estereotipos y quedan algo flojos, pero al final resulta irrelevante y se disfruta igual.

¡Qué apropiado, tú peleas como una vaca! – Manuel Pociello – Ficción Satírica

Relato 7

Este relato es sorprendente, para bien y para mal. La idea es brillante, compleja y puede dar mucho juego, pero la ejecución se pierde en los detalles, con escenas que no aportan mucho al desarrollo de la trama (con algo de gore gratuito) y otras que pasan desapercibidas a pesar de su potencial.

Sin embargo, una vez que la historia está encauzada gana fuerza y ritmo, y se lee del tirón con interés. Cuando parece que el relato se va a convertir en una sucesión de escenas más o menos cómicas, el autor le saca provecho y lo convierte en “un todo” más grande, consistente y profundo que la suma de sus partes.

Sangre Azul – Susana Quirós Lagares – Crimen y Misterio

Relato 8

Por lo que dice la descripción, este relato sirve de presentación de personajes para una novela. Bien, pues funciona. La historia está bien contada, resulta interesante, suficiente para un relato pero no como para quedarse a medias, y los personajes son ricos (guiño, guiño) en detalles, pero sin necesidad de descripciones que no vendrían a cuento.

El escenario parece un moco manido, como si cogiéramos un montón de clichés de novelas y series de policías y las metiéramos en el mismo saco, pero como funciona, el lector casi ni se da cuenta. Los personajes, a pesar de que a veces hablan como si estuvieran en una vieja novela de detectives (suena raro, lo sé), son lo mejor del relato y, como lector, saber que hay una novela sobre ellos me ha generado muchas expectativas. Eso no sé si es bueno pero, desde luego, dice mucho de la capacidad de la autora para crear interés.

El monolito – J.P. Sánchez – Ciencia Ficción

Relato 9

No sé si este relato es de ciencia ficción. Tampoco pertenece al género de terror, aunque sí tiene un poco de los dos. Está muy bien escrito, tiene ideas interesantes y originales, y anticipa poco a poco el desenlace, creando atmósfera y dando pistas al lector sobre el inevitable final. Esa sensación de anticipación y la tensión generada me han parecido brillantes.

Creo, eso sí, que se queda un poco corto, y que esa atmósfera que recrea necesita de más espacio, de tramas no más elaboradas, pero sí más desarrolladas para generar en el lector las emociones o estados anímicos deseados. Está bien desarrollado, pero con más espacio, con más detalle, ganaría mucho.

El coleccionista de cabezas – Laura Mars – Ciencia Ficción

Relato 10

Curioso relato de estética y escenario samurái, que utiliza recursos y lugares comunes para llevar al lector a través de una historia bien contada y bien hilada. Tanto el estilo como el ritmo o la trama son más que correctos, pero lo mejor es la elección del escenario.

Este relato nos dice, desde el primer momento, lo que vamos y no vamos a encontrarnos. Nos coloca en un escenario que creemos conocido pero, al ambientarlo en el futuro, vemos que no es así en absoluto y eso permite unas licencias que, dentro de una ambientación histórica pura, estropearían la lectura.

Dicho esto, en el desarrollo de la historia se fuerzan algunas situaciones más de lo debido, con lo que se pierde dramatismo y credibilidad con los personajes. Me ha costado no soltar un “¡venga ya!” en algún momento. No obstante, es una apuesta interesante, arriesgada y bien llevada.

.

.

Y sobre la edición en sí, ¿algo que decir?

La edición es una pequeña joya, llena de detalles tanto en la cubierta como en las páginas interiores. Ediciones Labnar ha hecho un gran trabajo, creo yo, en la selección y edición de los relatos tanto como con el libro, con el soporte en sí mismo.

Por ponerle una pega, creo que tienen más sentido, desde el punto de vista del lector, las antologías temáticas, en las que uno sabe lo que va a encontrarse o, al menos, compra el libro motivado por un tema o género determinado. Este libro es como un “plato combinado” en el que es difícil que te gusten todos y cada uno de los sabores. Pero como plataforma para los autores y, a través de ellos, de la propia editorial, admito que funciona muy bien.

Y esto es todo. Espero que te haya picado la curiosidad. Echa un ojo a la web, que este buen trabajo se merece al menos un vistazo: https://www.edicioneslabnar.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.