August. Pecado mortal (por David J.Skinner)

He leído un libro curioso. Me he dicho “ah, pues voy a contarlo por ahí”. Y como “por ahí” es un sitio que no frecuento a menudo, he decidido escribirlo aquí.

August es una novela corta. La historia te la cuenta un condenado a muerte en sus últimas horas de vida. Es curioso porque, al terminarlo, no terminas de tener claro si ese tipo se merecía morir, o todo lo contrario.

Yo me lo sigo preguntando. Ahora te digo el porqué.

 (pst, pica en la fotografía si quieres ir a la página donde puedes adquirirlo)

Porque el autor, de quien he comentado otro libro, ha desarrollado una historia interesante y atractiva, y lo cuenta de forma que es el lector, y no el autor, quien debe posicionarse a favor o en contra de August y de su condena a muerte.

En fin, ya sabes, en las historias de este tipo, lo habitual es que el autor deje muy claro si el condenado es buena o mala persona. Desde La milla verde hasta Cadena perpetua, en las historias carcelarias el autor se suele posicionar de forma inequívoca, y más cuando la pena capital está detrás de todo.

¿Por qué? Porque los autores no se arriesgan a que el lector juzgue por su cuenta: no puede haber grises en una condena a muerte, a no ser que su intención sea condenar esa práctica. Por lo general, los malos son malísimos y los buenos son bellas personas.

Skinner, en este libro, hace algo diferente y ahí radica su belleza. August es una buena persona o un monstruo… según crea el lector. Quizá el estilo te parezca inapropiado, o creas que la ambientación del medio oeste americano en los 50 no está bien lograda. Quizá pienses, simplemente, que la historia no es para tanto. Pero no es así, porque…

Entre el agobiante paso del tiempo en las últimas horas del condenado, que llega un momento en el que piensas que [he editado esta frase porque era un spoiler], y que el libro es, como ya digo, una novela corta, me lo he leído de dos tirones. Y de vez en cuando me sorprendo pensado en él.

Es más de lo que puedo decir de muchos libros, y no es poco.

Lo peor: Me hubiera gustado que contara con algo más de detalle, de escenas que me ayudaran a meterme en la época y el entorno. Yo habría disfrutado con un libro más largo, pero es verdad que se perdería la frescura y la sensación de urgencia que transmite.

Lo mejor: Creo que el autor se ha documentado bien y se maneja con soltura en ese mundo. La historia te atrapa desde las primeras páginas, y el enfoque me ha parecido interesante y original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.